Prevencion de riesgos laborales en Madrid Contáctanos-91 744 05 90 Siguenos en Twitter! Siguenos en Google+! Siguenos en Linkedin!
Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider

Aviso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información: Saber más

Acepto

PRECARIEDAD EN EL SECTOR TEXTIL. NECESIDAD DE ACUERDOS A NIVEL GLOBAL

PRECARIEDAD EN EL SECTOR TEXTIL. NECESIDAD DE ACUERDOS A NIVEL GLOBAL

Como consecuencia de la catástrofe, las empresas fabricantes de ropa, entre las que se encontraban importantes marcas como Inditex, H & M, EL Corte Inglés y Mango, entre otras, firmaron un acuerdo para la realización de inspecciones de seguridad en las fábricas textiles. El desastre llevó también a la creación de dos comisiones internacionales con la intención de valorar y poner en marcha medidas de seguridad para las miles de fábricas textiles que hay en Bangladesh. La mayoría de las empresas europeas firmaron el Acuerdo sobre fuego y seguridad de edificios de Bangladesh, que afecta a más de 1.600 fábricas utilizadas por importantes marcas.

Un año después del siniestro, el Centro de Negocios y Derechos Humanos de la Universidad de Nueva York, elaboró un estudio sobre la situación del sector textil en Bangladesh.

En el informe elaborado se indicaba que, lejos de haberse solucionado la situación, tras los planes de seguridad implementados impulsados por las empresas internacionales del sector, los trabajadores continuaban expuestos a condiciones de trabajo peligrosas, habiéndose detectado problemas graves de seguridad en toda la red de fábricas.

Se concluyó que más de un 50 % de las fábricas de Bangladesh no estaban cubiertas por los programas internacionales y que un elevado número de fábricas no formaba parte de la asociación comercial de Bangladesh, por lo que operaban sin cumplir con los estándares de seguridad y los códigos de conducta exigibles al sector.

Se concluyó que más de un 50 % de las fábricas de Bangladesh no estaban cubiertas por los programas internacionales y que un elevado número de fábricas no formaba parte de la asociación comercial de Bangladesh, por lo que operaban sin cumplir con los estándares de seguridad y los códigos de conducta exigibles al sector.

El informe concluye que la raíz del problema radica en que las multinacionales compran la ropa a las fábricas de forma indirecta, a través de subcontratas, que en la mayoría de las ocasiones están formadas por pequeños fabricantes que no cumplen con las normas mínimas de seguridad. Así, la cadena de producción se hace mucho más compleja y casi imposible de controlar.

Para solucionar este problema, planteamos llevar a cabo acuerdos entre las empresas comercializadoras y las fábricas del sector:

  1. Extendiendo las exigencias de códigos de conducta y cumplimiento de estándares laborales y de seguridad hasta las subcontratas, comprobando el cumplimiento mediante las auditorías pertinentes y haciendo públicos los resultados de dichas auditorías de seguimiento.
  2. Dando transparencia a la cadena de suministro, publicando listas de proveedores en las que se incluyan los fabricantes de segundo nivel.
Por otra parte, los Gobiernos de países productores y consumidores podrían llegar a distintos acuerdos para paliar la situación: penalizando a las fábricas que no cumplen con la normativa de seguridad y salud laboral y con los derechos de sus trabajadores y/o ayudando a países que como Bangladesh, se encuentran en vías de desarrollo. Una de estas medidas de ayuda al desarrollo sería la supresión de barreras arancelarías para el país productor.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar